Nemo y los 13 mercados de rutas submarinas (I)

Cuando mandamos un pedido desde casa a través de Internet y llega al servidor de una empresa americana o china en fracciones de segundo, lo vemos normal. Nos hemos acostumbrado a estas velocidades y no nos preguntamos como suceden ni por donde se producen estas comunicaciones ultrarrápidas. Pues bien, la mayoría de ellas se producen por los cables submarinos que unen continentes enteros y que suponen aproximadamente el 90% del tráfico de Internet, el 10% restante se produce mediante satélites.

Según Wikipedia, el primer cable submarino se tendió en 1852 en el Canal de la Mancha para unir el Reino Unido y Francia mediante el servicio de telégrafo. Desde este punto los cables han comenzado a evolucionar de manera imparable y también a aumentar su capacidad. De los cables coaxiales de cobre instalados en los años cincuenta y sesenta se ha pasado a los actuales de fibra óptica, que pueden alcanzar una velocidad de transmisión de hasta 7,1 Terabits por segundo (Tbps).

Los cables submarinos son redes troncales, cuya función consiste en transportar la voz y los datos frente a las redes de acceso, que se conectan a las troncales y llegan a nuestras casas. Las troncales configuran el eje principal de la red del operador.

Como ejemplo de la importancia de los cables submarinos, Australia tiene blindado su espacio marítimo a través de la limitación de técnicas de arrastre y de pesca para trabajar en el fondo marino o la extracción de arena. Podría parecer que el objeto de la protección es únicamente preservar sus especies marinas o sus restos arqueológicos, pero no, en realidad, estas protecciones son para proteger “una infraestructura de vital importancia para el país”. Desde el año 2007 están marcadas dos zonas sensibles en las hay un largo número de actividades que no se pueden hacer o tienen su perímetro acotado a cierta distancia de la costa por el peligro que suponen para los cables submarinos, incurriendo incluso en penas de cárcel en caso de infracción. Los cables submarinos llevan el 99% del tráfico de voz internacional y de datos de Australia.

Los cables submarinos se instalan y mantienen mediante barcos cableros. El primer paso es realizar un reconocimiento batimétrico, para localizar el trayecto ideal, el más corto que no ponga en riesgo el cable.

Fuente: Wikitel

Para entender como se “tira” el cable, adjunto la estupenda animación de Wikitel.

Fuente: Wikitel

Muchos de los motivos de los cortes internacionales de Internet son producidos por barcos que han arrastrado cables submarinos, un ancla que se arrastra por el lecho marino, un simple barco pesquero o sencillamente tiburones u otras especies marinas que los han dañado accidentalmente. Siempre me quedaré con la anécdota que nos contó Diego Otero (CMT) de que nos imaginemos a tiburones mordiendo cables submarinos cuando se corte Internet.

Estos cables son muy delicados y en 2008 ocurrió un enorme corte de cinco cables submarinos en Oriente Medio y el Golfo Pérsico que afectó a 60 millones de usuarios en la India, 12 millones en Pakistán, 6 millones en Egipto y cerca de 5 millones en Arabia Saudí.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Telecomunicaciones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Nemo y los 13 mercados de rutas submarinas (I)

  1. Donde esta el botón de me gusta? Jejeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s