Entidades de Gestión (I): Orígenes y Régimen Legal

Orígenes de las entidades de gestión

Tal y como explicó Ignacio Rábena Camuñas en una clase magistral del MNDTIA, la gestión colectiva nace del enfrentamiento de los dramaturgos y la Comedia Francesa (Unión de las compañías de teatro: L´illustre Théâtre, Théâtre dus Marais y Les Comediens du Roi de l´Hôtel de Bourgogne).

Durante este contexto histórico, los autores estaban muy desprotegidos debido a que los actores y directores ostentaban control absoluto sobre las obras que se iban a representar e imponían condiciones abusivas a éstos. El 3 de julio 1777 un grupo de 20 autores decide tomar cartas en el asunto y se reúnen para consensuar una solución a la desprotección latente y a los abusos sufridos a manos de la Comedia Francesa. Dicha reunión alumbra el nacimiento del Bureau de la Législation Dramatique.

Posteriormente le seguirían varias asociaciones como la Sociedad de Autores y Compositores Dramáticos (SACD) en 1829; la Sociedad de las Gentes de Letras (SGDL) en 1837 promovida por Balzac, Alejandro Dumas y Víctor Hugo.

La chispa que detonó el conflicto en 1851 fue cuando unos compositores se negaron a pagar por su consumiciones en un café-concierto si ellos no eran remunerados por la ejecución de su obra. Su argumento vence en los tribunales y fundan la Sociedad de Autores, Compositores, y Editores de Musica  (SACEM).

Régimen Legal en España y Objeto de Gestión

El Ministerio de Cultura enuncia que las entidades de gestión son entidades sin ánimo de lucro que tienen por objeto “la gestión de derechos de explotación u otros de carácter patrimonial, por cuenta y en interés de varios autores u otros titulares de derechos de propiedad intelectual“. El art. 147 del Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual (LPI a partir de ahora) establece que:

“Las entidades legalmente constituidas que tengan establecimiento en territorio español y pretendan dedicarse, en nombre propio o ajeno, a la gestión de derechos de explotación u otros de carácter patrimonial, por cuenta y en interés de varios autores u otros titulares de derechos de propiedad intelectual, deberán obtener la oportuna autorización del Ministerio de Cultura

La Sentencia del Tribunal Constitucional 196/1997, del 13 de noviembre aclara que se trata de entes de base asociativa de configuración legal: “(…) organizaciones específicamente diferenciadas en atención al objeto de su actividad y particular régimen jurídico frente a las asociaciones (…)” aunque a efectos del Derecho de Competencia, éstas serían empresas.

Para entender mejor la legitimación de las entidades de gestión, al establecer la ley que la gestión de derechos es por cuenta y en interés de autores u otros titulares, es necesario explicar que por gestión colectiva se entiende el ejercicio del derecho de autor y los derechos conexos a través de organizaciones que actúan en representación de los titulares de derechos, en defensa de sus intereses. En España, estas entidades se han constituido como asociaciones de titulares de derechos de propiedad intelectual.

La principal función de las entidades de gestión es garantizar una explotación eficaz de las obras y prestaciones protegidas en beneficio de sus titulares y de los usuarios:

  1. De los titulares, porque estos tienen asegurado el control del uso de sus obras tanto en España como en el extranjero (en virtud de los acuerdos de reciprocidad que suscriben con las entidades de gestión extranjeras).
  2. De los usuarios, porque estos acudiendo a las entidades de gestión tienen asegurado en los supuestos de usos masivos de obras y prestaciones, el uso pacífico del repertorio mundial representado por esta entidades.

El objeto de la gestión por estas entidades, según el art. 147 LPI, serían los derechos de propiedad intelectual “encomendables” a una entidad de gestión incluyendo exclusivamente los “derechos de explotación u otros de carácter patrimonial”. No quedarían incursos en la definición los derechos morales del autor, previstos en el art. 14 LPI.

Tipos de Entidades de Gestión

El Ministerio de Cultura ha autorizado ocho entidades de gestión, que representan a los siguientes titulares de derechos:

  1. De autores: SGAE (Sociedad General de Autores y Editores), CEDRO (Centro español de derechos reprográficos),VEGAP (Visual entidad de gestión de artistas plásticos), DAMA (Derechos de autor de medios audiovisuales).
  2. De Artistas intérpretes o ejecutantes: AIE (Artistas intérpretes o ejecutantes, sociedad de gestión de España, AISGE (Artistas intérpretes, sociedad de gestión).
  3. De Productores: AGEDI (Asociación de gestión de derechos intelectuales), EGEDA (Entidad de Gestión de Derechos de los productores audiovisuales).

Forma de Gestión

Como cito anteriormente, la gestión de estos derechos será llevada acabo por:

“ Cuenta y en interés de varios autores u otros titulares de derechos de propiedad intelectual (…) en nombre propio o ajeno”

La entidades intervienen como representantes de los titulares de los derechos, que no tienen porque ser siempre socios de las mismas. La gestión se presume por cuenta e interés de otros. La consecuencia de esto es que se produce una gestión representativa, cuando se concede una autorización de uso a un tercero, la relación jurídica se entabla entre el usuario y el titular.

El art. 150 de la LPI, que reproduzco a continuación, incide en esta materia:

Las entidades de gestión, una vez autorizadas, estarán legitimadas en los términos que resulten de sus propios estatutos, para ejercen los derechos confiados a su gestión y hacerlos valer en toda clase de procedimientos administrativos o judiciales. Para acreditar dicha legitimación, la entidad de gestión únicamente deberá aportan al inicio del proceso copia de sus estatutos y certificación acreditativa de su autorización administrativa. El demandado sólo podrá fundar su oposición en la falta de representación de la actora, la autorización del titular del derecho exclusivo o el pago de la remuneración correspondiente

 Las entidades de gestión están obligadas a aceptar la administración de los derechos de autor y otros derechos de propiedad intelectual que les sean encomendados de acuerdo con su objeto o fines. La gestión de los derechos será encomendada por sus titulares a la entidad mediante contrato de gestión (Art. 153 LPI), cuya duración no podrá ser superior a cinco años, indefinidamente renovables, ni podrá imponer como obligatoria la gestión de todas las modalidades de explotación ni la de la totalidad de la obra o producción futura.

 El art. 154 LPI expresa que: “El reparto de los derechos recaudados se efectuará equitativamente entre los titulares de las obras o producciones utilizadas, con arreglo a un sistema predeterminado en los estatutos y que excluya la arbitrariedad. Las entidades de gestión deben reservar a los titulares una participación en los derechos recaudados proporcional a la utilización de sus obras”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Propiedad Intelectual y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s